El ensanche cooperativo

Benimaclet, una vez anexionado a la ciudad, empieza a crecer sobre su huerta. Y lo hace de una manera peculiar: Mediante la construcción de edificios de vivienda gestionados como cooperativas, creando un tejido urbano moderno, a caballo entre la manzana de Ensanche y la edificación abierta, propia de la modernidad.

Iniciamos el recorrido desde la Plaza y nos dirigimos por la C/ Murta hasta la C/ Mistral. Aquí empieza el Benimaclet más moderno.

Frente a nosotros, descubrimos la primera manzana de viviendas destacable, la COOPERATIVA S. FCO. DE ASIS, realizado a finales los 50 por el entonces arquitecto municipal F. J. Goerlich, un ejemplo de racionalidad y discreción urbana.

Recorremos la C/ Mistral en dirección Norte, girando hacia la C/ Lliri Blau, donde aparece otra manzana de similares características, la COOPERATIVA LA PROSPERIDAD, obra del arquitecto Fernando Bueso, realizada también a finales de los años 50.

Llegamos al final de la C/ Lliri Blau hasta el COLEGIO MUNICIPAL. Dejándolo a la derecha y girando por su esquina a la izquierda, recorremos su acera norte, que mira al solar donde están los HUERTOS URBANOS, y donde se ubicaba, hasta su desaparición, la ALQUERÍA DE PATACH.

Llegamos ahora a una zona que es ejemplo de la CIUDAD MODERNA por antonomasia. Edificación abierta, bloques exentos de vivienda, bajos comerciales y grandes espacios ajardinados. Recorriendo estas calles descubrimos la diferente escala urbana entre las calles medievales y la ciudad del siglo XX.

Aquí podemos ver algunos ejemplos de BLOQUES DE VIVIENDA interesantes, como los dos situados en Plaza A. Sancho, realizados por el equipo de arquitectos Esquembre, Soler y Galarza, y el realizado por J. L. Piñón, ambos de finales de los años 70.

Nos dirigimos ahora por la C/ Poetas Anónimos, hasta cruzar la C/ Murta, y ante nosotros aparece un edificio poco conocido: La COOPERATIVA BENLLIURE, obra del equipo CSPT arquitectos. Se trata de dos bloques volumétricamente muy fragmentados que plantean un modo de vida más social mediante espacios de encuentro en el interior de los edificios para disfrute de sus vecinos.

Frente a él, un edificio de marcado carácter moderno: El conjunto LAS 5 FUENTES, que se compone de 5 torres independientes, sobre un basamento comercial, rodeadas de generosos jardines intermedios para esparcimiento vecinal.

Recorriendo la C/ Real de Gandía descubrimos a nuestra izquierda el lugar donde se erige uno de los edificios más emblemáticos y polémicos del barrio, si no de la ciudad de Valencia.
La COOPERATIVA ESPAI VERT, obra también del mismo equipo de arquitectos.

Este edificio supuso una revolución a todos los niveles, estética, funcional y conceptual. Espacios comunitarios, pistas de footing, jardines colgantes, viviendas dúplex y triplex, una montaña artificial en su interior, buscando una nueva manera de vivir, social y en contacto con la naturaleza, en el límite de la ciudad, sobre la huerta de Benimaclet.

Frente a él, al otro lado de la calle, está el COLEGIO PADRE CATALÁ, con dos partes bien diferenciadas, el colegio original y al otro lado del patio de juegos, la ampliación realizada por el arquitecto Carlos Campos.

Volvemos sobre nuestros pasos para llegar a la C/ Padre Alegre, por la parte trasera del COTOLENGO DEL PADRE ALEGRE, y nos dirigimos hacia el oeste hasta que cambia de nombre y pasa a ser C/ Enrique Navarro.

La primera calle a la derecha es Hermanos Villalonga. En ella hay DOS EDIFICIOS de viviendas de renta libre de los años 60 del arquitecto E. Herrero y a la izquierda, la COOPERATIVA DE CASAS BARATAS, conocidas como chalets de ferroviarios, realizados por M. Peset, en el año 1927.

Seguimos hacia adelante y en la esquina de la C/ Enrique Navarro con la C/ Mistral se encuentra el DEPOSITO DE AGUA.

Frente a nosotros, a derecha e izquierda, tenemos 2 MANZANAS DE VIVIENDAS realizadas a principios de los años 60 por los arquitectos C. Borso y R. Contell, en línea con la arquitectura racionalista centroeuropea con un marcado carácter expresivo y formal.

Giramos a la derecha y nos encaminamos hacia el Norte. En esta acera descubrimos ahora la COOPERATIVA JOSE ANTONIO, con un juego de terrazas en damero, realizada por Vte Aliena Goiti los años 60.

Recorremos esta calle hasta cerrar el círculo o girar a la izquierda por la C/ Murta, donde están las CASAS DE TRENCADÍS, para volver al punto inicial de salida, la Plaza.

Terminamos así nuestra ruta por este sector del barrio donde el crecimiento de Benimaclet se ha ido trazando gracias a diversas actuaciones urbanas bajo el sistema del cooperativismo y la realización de una arquitectura moderna que ha ido definiendo un ambiente urbano muy característico, en contraste con el del casco histórico del barrio.

Descarga la ruta en pdf aquí.

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *