El Camino viejo de Benimaclet

El Camino viejo de Benimaclet es la vía que durante más de 1000 años los vecinos de Benimaclet utilizaban para entrar en Valencia por el Puente de la Trinidad. El camino ya era usado en la época musulmana, antes de la entrada de Jaime I, y probablemente ya existía en la época romana.

El Camino Viejo de Benimaclet comenzaba en la calle Valencia (actual Barón de San Petrillo), y seguía por la actual calle Cuenca Tramoyeres, dejándose a su derecha la Academia Rubio (después Colegio Claret), a su izquierda la entonces coqueta calle de las Fresas, y a su frente el edificio Tramoyeres (la popular “Colmena”).

Cruzaba el Camino de Tránsitos (actual Av. Primado Reig) y transcurría por la actual calle Alemania, dejando a su derecha la fábrica de tableros Estellés, la casa del médico Dámaso Belenguer, y la garita de “Consumo” (Consumo tenía repartidas diversas garitas por los caminos de entrada a la ciudad, para cobrar un impuesto a todos aquellos hortelanos y artesanos que entraban a la ciudad a vender sus productos. Consumo existió hasta principios de la década de los sesenta del siglo pasado). Todo ello rodeado de huerta con parcelas cultivadas por Vicente Belenguer Sales, Catalá (este, arrendatario de tierras de la Marquesa de los Vallejo)….

Seguía el camino dejando a su derecha el Colegio Alemán y se introducía serpenteando por la actual calle de Álvaro de Bazán. Seguía su recorrido hacia la calle Menéndez Pelayo (donde aún quedan restos de una antigua casa de huerta), y seguía por los “Chalet de los Periodistas” para ya entrar por la puerta de los Viveros y conectar con la Vuelta del Ruiseñor a la altura del antiguo zoológico. La Vuelta del Ruiseñor es una calle que aun existe en la actualidad, detrás del Museo Pio X, y que desemboca al final de la calle Alboraia, junto al rio y Puente de la Trinidad.

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario