Cooperativa Espai Vert

Fecha: Fue construida en 1986
Dirección:  calle C/Músico Hipólito Martínez 16
Arquitectos: CSPT

© Manuel Cerdá Pérez

Cooperativa “Espai Vert” es un edificio residencial de 108 viviendas y locales, situada en la calle C/Músico Hipólito Martínez 16. Fue construida en 1986, por CSPT, y gestionado por la Cooperativa de viviendas Espai-Vert. Esta cooperativa de viviendas supuso un valiente y polémico ejercicio arquitectónico.

Tanto este edificio como la Cooperativa Benlliure tienen un común denominador: A los cooperativistas se les ofrecía la posibilidad que su futura vivienda no tenía por qué ser “convencional” ni en su concepción ni en sus acabados. Por y para ello, mediante una representación elegida por votación en Asamblea General, podían participar en la supervisión del proyecto, control de las contratas elección de los materiales de acabado y supervisión periódica de su ejecución. Este proceso interactivo entre los arquitectos y cooperativistas planteaba una alternativa más social en el mercado de viviendas de la época, en sintonía con similares propuestas desarrolladas en otros lugares de España y Europa.

Conforma una contundente imagen en la silueta del barrio de Benimaclet, con sus viviendas aterrazadas abiertas a la mejor orientación solar. El edificio se encuentra por ello girado 45º respecto a la trama urbana del barrio, algo que fue muy criticado y complicado de defender frente al Ayuntamiento de Valencia. Sin embargo, el empeño de los arquitectos consiguió que todas las viviendas disfrutasen de las mejores características climáticas gracias a esta decisión, puramente bioclimática, tan de moda hoy en día.

El volumen, con una escala urbana muy diferente de lo que era el casco urbano, fue también muy contestado al suponerse como una barrera frente a los vientos del mar y la vista hacia la huerta. Aún hoy en día marca un hito en un lugar que sigue siendo periferia urbana de la ciudad de Valencia.

Se realizó en 2 fases, con sistemas de construcción prefabricados, y aún está inacabado, debido al desplazamiento de muchos de los socios fundadores cuando se presupuestó el proyecto por diversas constructoras la ejecución del edificio, ya que, dada su singularidad y complejidad, difícilmente se encontraban patrones de comparación presupuestaria.

Nos encontramos ante una oportunidad de disfrutar de otra manera de hacer y sentir la arquitectura. Se compone de múltiples tipos de vivienda arracimados en torno a una montaña artificial y espacios comunes, calles elevadas, jardines, piscina y pista de footing interior. Sus habitantes se sienten orgullosos de pertenecer a un edificio especial, en el que cada uno disfruta de una vivienda particularizada, respondiendo a sus necesidades vitales, en un entorno que no se encuentra en otro lugar de la ciudad.