Una huerta muy viva

Sirva esta introducción de Cavanilles para encaminarnos por esta ruta para descubrir nuestra huerta, una huerta viva que quiere seguir siéndolo, y una parte de nuestra memoria colectiva muy arraigada, germen de una riqueza, progreso y CULTURA propias.

Para ello invitamos a empezar la misma por los restos de las trazas del hoy casi desaparecido CAMÍ DE FARINÓS. Salimos de la Plaza por la C/ Masquefa hacia el norte, hasta llegar a la Avda Valladolid. El camino comenzaba aquí, quedando oculto hoy su trazado original en la zona más céntrica.

Cruzamos la Avda Valladolid y accedemos al interior de una manzana de nueva creación, donde se ubicaban un par de construcciones, hoy desaparecidas, al borde de este camino. Estas son la ALQUERÍA DEL SACO, y el MATADERO. Aún se pueden ver la traza original del camino dentro de esta manzana.

Sirva esta introducción de Cavanilles para encaminarnos por esta ruta para descubrir nuestra huerta, una huerta viva que quiere seguir siéndolo, y una parte de nuestra memoria colectiva muy arraigada, germen de una riqueza, progreso y CULTURA propias.

Para ello invitamos a empezar la misma por los restos de las trazas del hoy casi desaparecido CAMÍ DE FARINÓS. Salimos de la Plaza por la C/ Masquefa hacia el norte, hasta llegar a la Avda Valladolid. El camino comenzaba aquí, quedando oculto hoy su trazado original en la zona más céntrica.

Cruzamos la Avda Valladolid y accedemos al interior de una manzana de nueva creación, donde se ubicaban un par de construcciones, hoy desaparecidas, al borde de este camino. Estas son la ALQUERÍA DEL SACO, y el MATADERO. Aún se pueden ver la traza original del camino dentro de esta manzana.

Seguimos éstas hacia el mar, hasta cruzar por la huerta hacia la Ronda Nord. Una vez cruzada la rotonda aparece a nuestra izquierda un camino que lleva hacia el MOLÍ DE FARINÓS, antiguo molino harinero del s.XIX sobre la acequia que sirve de linde entre los términos de Valencia y Alboraya.

Volvemos al camino y nos dirigimos junto a la acequia hacia el mar, hasta encontrarnos con la ANTIGUA VIA XURRA, trazado del ferrocarril con destino a Aragón , y hoy popular senda verde y carril bici que recorre de norte a sur los pueblos de L’Horta Nord de Valencia.

Dirigiéndonos por esta vía hacia el sur, llegado al cruce con el Camí de Les Fonts, aparece a la izquierda la histórica ALQUERÍA SERRA, hoy en mal estado de conservación, aún siendo un edificio catalogado y protegido.

Volviendo al CAMÍ DE LES FONTS, éste nos lleva al CEMENTERIO DE BENIMACLET, hoy algo más desligado del barrio por la abrupta interrupción que supone la aparición de la Ronda Nord, pero que sigue siendo lugar de atracción tanto sentimental como cultural por algunos de los personajes relevantes del barrio que allí yacen.

Podemos llegar al principio de la VÍA XURRA, donde se situaba la ESTACIÓN DE ARAGÓN, para coger de nuevo la Ronda Nord y volver a encaminarnos hacia el Camí de les Fonts, para cruzar a la izquierda hacia Benimaclet.

A este lado se encuentran una serie de alquerías que merece la pena reseñar. Algunas de ellas están siendo recientemente utilizadas, como el CENTRO SOCIAL OKUPADO.

Más allá llegamos a una de las reivindicaciones y victorias populares más celebradas por los vecinos del barrio: Los HUERTOS URBANOS DE BENIMACLET, cuyo proceso e historia merecen la pena ser conocidos como ejemplo de lucha vecinal y sostenibilidad urbana y humana.

A muy pocos metros de aquí se encontraba la ALQUERÍA DE PATACH, un bello ejemplo de alquería, hoy tristemente desaparecida.

Acabamos esta ruta atravesando un solar yermo, destrozado por los intereses inmobiliarios, sobre el que se asentaba una productiva huerta que los vecinos, de manera altruista intentan recuperar.

Para llegar por fin a la Avda Valladolid, donde se sitúa el local de la ASOCIACIÓN DE VECINOS, que sigue planteando, entre otras muchas propuestas, defender una HUERTA VIVA, revalorizada como parte del paisaje urbano.

Descarga la ruta en pdf aquí.

0 comentarios

Deja un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *